un lloc de cultura peculiar

Una charla con… Jaume Carrió

Una charla con… Jaume Carrió

Jaume Carrió_foto de Juanjo Alfonso

Conozco a Jaume desde hace ya bastantes años. Y por supuesto, antes de conocerle en persona, ya había visto algunos de sus trabajos. A finales de la década pasada, cuando se alzó con el Premi Art Jove por su corto “Cargol Treu Banya”, contacté con él por primera vez pidiéndole si podía entrevistarle para una revista. Con su cercanía y buenas formas habituales aceptó, y recuerdo que hablamos no sólo de su película, también de “Terminator”, David Lynch, Tarantino y Olivia Newton-John. Y aunque años después hemos seguido viéndonos por innumerables motivos, aún no le había vuelto a “entrevistar”, propiamente dicho… ni siquiera cuando ganó el Goya por su excelente “Woody & Woody”. Pero ahora, diez años después de aquel primer encuentro, aprovecho que tiene a punto de estrenar en el Evolution Mallorca Film Festival un nuevo cortometraje, titulado “Hostal Orión”, para mantener una nueva conversación con él…   

 Jaume, en aquella primera entrevista que te hice, la última pregunta fue aquella típica de “en qué estás trabajando ahora”. Y tu respuesta fue “se puede decir que aún estoy con “Cargol treu banya”; soy excesivamente obsesivo y necesito un tiempo para desconectar”. A día de hoy, ¿has “desconectado” de “Woody & Woody” y ya estás al 100% con “Hostal Orión”?  

 Escuchando tu pregunta me he reconocido en esa respuesta que te di, y debo admitir que por un momento he caído en la tentación de contestarte lo mismo. Desde hace unos cuatro años he conseguido compaginar mis compromisos profesionales con los de índole creativa personal. Gracias a la determinación de alejar algunos compromisos he conseguido aprovechar el poco tiempo libre que pueda tener para levantar proyectos que de alguna manera surjan de mí, o como mínimo cuyo origen me enamore, como fue el caso de Woody & Woody. Enlazando ahora sí con tu pregunta, nunca podré desconectar de mis películas. Me importan demasiado como para olvidarlas. Y el caso de Woody & Woody es doblemente especial. Estamos hablando de la primera vez en que me he sentido absolutamente cómodo y realizado con un material ajeno. Es un trabajo que hemos compartido no solamente con un equipo si no con una comunidad que ha celebrado con nosotros la gratificante alegría de recibir el Goya.

 Estrenas el corto el próximo sábado 27 de octubre en CineCiutat en el marco del Evolution. ¿Nervioso?

 Tengo muchas ganas de mostrarlo, sí. Estamos hablando de procesos creativos muy largos que implican un desgaste importante a todos los niveles, y el momento de proyectarlo por primera vez es tanto una liberación como un reciclaje de energía. A partir del sábado podré empezar a pensar en otra aventura cinematográfica, pero no podré hacerlo ni un minuto antes de esa primera proyección. A partir de ese momento la suerte está echada, y solamente el público podrá decidir si el corto se queda o se pierde en el tiempo como lágrimas bajo la lluvia.

 

AF_Poster_Hostal_Orion_title_2000px_rgb_web

 

 “Hostal Orión” parte de un guión original tuyo escrito junto a Laura Gost. No obstante, ya el trailer augura que se trata de una obra muy diferente al homenaje que Gost y tú le rendisteis a Woody Allen. ¿Te da miedo que el público espere una cosa y se encuentre con otra?

 A ellos les da más miedo que a mí. Creo que nuestro público cree que necesitamos repetir el éxito para ser felices. Lo que yo realmente necesito para ser feliz es sentirme realizado. Si hago lo que el público o la industria espera, difícilmente conseguiré sentirme realizado. Woody & Woody es la película más exitosa de las que he hecho, y dejando de lado la obviedad de que nunca la habría podido hacer sin Laura, no es la película que habla de mí. En Woody & Woody trabajo como el artesano que pone todo su conocimiento en algo, en Hostal Orión expongo mi manera de ver el mundo y eso esa manera de desnudar el alma es algo que afecta de otra manera; tanto al público como a mí.

 ¿Crees que volverás a incursionar en las coordenadas del cine de animación?  

 Aunque no forma parte de ninguna estrategia, estoy convencido de que sí. El proceso de producción de Woody & Woody ha sido relativamente fácil para mí. Encontrar al equipo que te permita delegar y disfrutar del proceso ha sido imprescindible para que el recuerdo que me lleve de ese larguísimo trabajo sea tan satisfactorio. Cuando me propongo escribir algo por mi cuenta no puedo quitarme de la cabeza ese yo más pragmático que ajusta el contenido del guion a la realidad industrial que le rodea, y eso nunca debería hacerlo ningún guionista. Creo que el cine de animación puede hacer que me quite ese lastre de encima a la hora de imaginar y/o de escribir.

 Ya se ha dicho que esta edición del festival Evolution es la que reúne un mayor número de obras “made in Baleares”. En tu caso, como realizador, ¿qué significado tiene ese dato?

 Esta es mi tercera edición del Evolution en que participo como seleccionado, y no puedo estar más contento con el dato. Recuerdo que con Chat vol dir moix participamos y eran 8 las películas baleares. En solamente dos ediciones ese número se ha triplicado. Esas 26 películas (cortos, largos, documentales, etc.) demuestran la buena salud del cine Balear actual. Tenemos entre los veteranos más prolíficos como Toni Bestard con doblete en esta edición, pero también tenemos a cineastas que tenemos que descubrir. Mallorca es pequeña, siempre pensamos que nos conocemos todos, pero después resulta que se te han escapado la mitad de los seleccionados y finalmente admites que ese talento que querías creer tan tuyo, abunda, y la avalancha de humildad te devuelve donde debes estar.

 Me consta que acudes con cierta asiduidad a las salas de cine, ¿de qué directores no te pierdes ni una película?

 Efectivamente soy una persona, no solamente de ir al cine, si no de ir o el día del estreno o ese primer fin de semana. Por otro lado, no voy por ir, si no que necesito un reclamo concreto. Soy muy de seguir a autores concretos, a muchos de hecho, y por eso puedo ir regularmente. No me da pereza ningún género, y aunque siento debilidad por el cine asiático, supongo que mis autores favoritos son americanos y contemporáneos: Lynch, Paul Thomas Anderson, Tarantino, ¿por dónde empiezo? Siempre me ha sorprendido la actitud de algunos cinéfilos (generalmente no activos creativamente), que no son capaces de disfrutar de nada que se haya filmado después de 1970. No lo entiendo y no es justo con la cantidad de cine que se hace.

 Y también consumes muchas series de televisión…

 En realidad no tantas. No me dejo llevar por esa tendencia de los últimos años en que todas son maravillosas. La gente tiene que empezar a entender que si le dedicas el suficiente tiempo a casi cualquier cosa, te acaba gustando. Las series crean dependencia, y el desarraigo del final nos deja siempre un vacío que parece irremplazable. No estoy seguro de que en el apartado sentimental “un clavo saque otro clavo”, pero sin duda funciona con las series. De hecho, desde que he visto la nueva temporada de Twin Peaks, no soy capaz de ver nada que me haga sentir algo.

 ¿Qué opinas del hecho de que actualmente una gran parte del público ve cine a través de tablets o incluso teléfonos?

 Este tipo de titulares descontextualizados están haciendo mucho daño al ser interpretados solamente como algo despectivo. Los exhibidores llevan años descuidando sus instalaciones, su equipamiento, recortando en mano de obra, y consecuentemente dejando de lado lo más importante, al espectador. Quiero creer que es posible educar al espectador (Y AL EXHIBIDOR) y hacerle ver lo importante que es ver las películas en condiciones. Parémonos un segundo a valorar qué implica realmente esto. Los jóvenes de hoy en día son afortunados tecnológicamente hablando. Ya hubiera querido yo poder ver películas como lo hacen ellos en sus dispositivos en vez de en mi tele de tubo 14 pulgadas. Sus tablets de 12 pulgadas, con pantallas 4k y Dolby Vision, y sus auriculares del doctor no sé qué, valen más que algunas de nuestras teles modernas. Con esto y una subscripción a Filmin, los más sibaritas, y una a Netflix, los adictos al binge watching, tienes una calidad (y un contenido) muchas veces superior a lo que nos ofrecen algunos cines comerciales. El tamaño de la pantalla y el volumen, no son tan importantes (y sí) si tenemos en cuenta la cantidad de salas que el año pasado proyectaron la sublime Blade Runner 2049 con la imagen demasiado oscura, por culpa de una lámpara pasada de horas, desenfocada, y unos altavoces que escardan y distorsionan ante la más común de las frecuencias sonoras.

 Actualmente impartes clases de realización en el CEF (Centro de Estudios Fotográficos) de Palma. ¿Encuentras algún patrón común en las nuevas generaciones de estudiantes de cine?

 La mayoría llegan muy preparados digitalmente, han visto mucho contenido audiovisual, pero poco cine. La inmediatez de los contenidos de las plataformas de streaming y su corta duración a prueba de la paciencia de una nueva generación, hacen imprescindible que se les muestre lo apasionante, no solamente de ver una película, si no también de la liturgia de verla. El respeto por el séptimo arte, suele volar de manera transversal sobre todas las asignaturas que imparto. Por suerte, todo esto puedo hacerlo en una escuela que me deja mucha libertad para mostrarme todo lo apasionado que quiero. Por otro lado, no nos engañemos, como profesor, soy quien más aprendo en clase, ya que no ignoro ni sus gustos ni lo que consumen para entretenerse, y siempre procuro aplicar la teoría a sus intereses más actuales. Conmigo pueden hablar de las mismas películas que ven ellos, ya que como creador, tengo la esperanza en que el cine bueno no es solamente el que ya existe.

Y una vez más, Jaume, como realizador…¿en que estás trabajando ahora?

 Lamento esquivar tu pregunta, pero como he dicho al principio, una cosa tras otra. A día de hoy estoy trabajando en mi faceta de espectador; lo que más me gusta del cine es la butaca.

 

Trailer de Hostal Oriónhttps://vimeo.com/284029409

 

deixa un comentari

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Posa-li estrelletes


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR