un lloc de cultura peculiar

Tully

Tully

autor

Neorrealismo fantástico. ¿Es posible? Sí, lo es. Pero no incurriré en spoilers, por lo tanto, hasta aquí mis comentarios referidos a los contenidos argumentales, pergeñados por Diablo Cody y su especial sensibilidad por situaciones de riesgo familiar (Juno, Young adult), que versan esta vez sobre la vida cotidiana de una madre con un bebé en ciernes primero y reciente después, otra hija y un tercero problemático (entre el autismo y la hiperactividad). No puede más. Es un infierno doméstico con un cómplice pasivo, el marido. Y en ese contexto irrumpe el drama existencial, la frustración, los límites de la razón, tan condicionados por el agotamiento físico, psíquico y emocional. Y ya todo es posible. Pero no desde la perspectiva del desparrame o de los excesos. No hay accesos de violencia ni resentimiento ni desesperación descarriada. Todo controlado. Creíble. Neorrealista decíamos. Hasta que deje de serlo. Y el retrato es rotundo. Triste. Bonito a ratos. Impera el amor. Una cosa no quita la otra. Pero la realidad se tambalea. El equilibrio se pierde. Y el punto sin retorno está cada vez más cerca. Se aproxima lento y discreto, pero irremisible. Personificado en esa niñera nocturna, Tully, que representa todo aquello que fuimos y no somos, que deseamos y a lo que renunciamos. Un espejo desesperante en el que nos miramos para sonreír con resignación, pues no nos pasa nada malo. Pero es peor, pues es la felicidad la fuente de nuestra infelicidad. Un conflicto difícil de resolver, que Jason Reitman nos narra a fuego lento con tacto y sensibilidad, con cierta elegancia mustia, con cariño cansado, con ilusiones decaídas, con la mayor de las penas, pues ésta surge de aquello que más amas, y ves que tu vida se desmorona. Y al frente de tan difícil reto, una Charlize Theron espectacular, que gusta de afearse (misión imposible), pero que se reivindica una vez y otra como actriz. Algo más que probado. Una vez más formidable.

 

Dirección: Jason Reitman. Intérpretes: Charlize Theron, Mackenzie Davis, Mark Duplass.

Javier Matesanz

deixa un comentari

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Posa-li estrelletes


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR