un lloc de cultura peculiar

Persecución al límite

Persecución al límite

autor

Quien podía imaginar que una franquicia tan mala como Fast & Furious, que cuenta ya con casi una decena de trepidantes bodrios, acabaría inspirando sucedáneos aún peores que orbitan su inefable universo automovilístico con la adrenalina y la testosterona como combustibles. Todo idéntico al modelo, aunque aquí menos tribal y con hechuras de thriller sofisticado con atraco perfecto en el libreto. Pero esquemático hasta el chiste. Con romanticismo de garrafa, uno de esos villanos muy, muy villanos, y cultos, que se expresa a base de amenazantes monólogos teatrales (penoso Anthony Hopkins, que debe estar gastando el generoso salario con cierta sensación de sonrojo), un segundo villano, más cutre y menos sofisticado, que urde el golpe que afecta al primer villano (prócer social, intachable a primera vista, filántropo y bla, bla, bla…), y los tiernos, entusiastas e idealistas héroes imberbes y pseudo-adolescentes, pero hechos a sí mismos y por tanto supervivientes de mil desventuras que les han hecho más fuertes. Y ya se sabe que cuando se delinque por amor no se es tan malo como cuando se es un delincuente ambicioso, así que ya tenemos historia de acción y seducción con su inevitable happy end. Al menos para los personajes, porque el espectador es maltratado durante hora y media, como si fuera bobo e incapaz de unir los cabos sueltos o detectar las trampas de un guión tan insulso como tramposo. El plan es el peor del mundo. Imposible que funcione. Pero funciona, o no habría película. Y a uno se le queda cara de idiota, cuando se da cuenta que lo han tratado como tal. Supongo que pensarán que nos conformamos con el ruido y las explosivas persecuciones (bien rodadas) y el escaparate de automoción de alta gama, que incluye Mercedes cabrio, Aston Martins, Jaguars último modelo y no sé cuántos bólidos más, pero ni una sola idea original. Lamentable.

Dirección: Eran Creevy. Intérpretes: Nicholas Hoult, Felicity Jones, Ben Kingsley, Anthony Hopkins.

deixa un comentari

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Posa-li estrelletes


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR