un lloc de cultura peculiar

Gene Wilder: Adiós a un gran cómico (actor americano, 1933-2016)

Gene Wilder: Adiós a un gran cómico (actor americano, 1933-2016)

El pasado 29 de agosto fue un día triste para el mundo del humor pues fallecía, en Connecticut (EE.UU.), el actor y cineasta Gene Wilder, aquejado de alzheimer y con serios problemas de salud.

Nacido en Milwaukee, Wilder estudió interpretación siendo joven y sus primeros papeles los desarrolló en el teatro, llegando incluso a obtener diferentes premios. Poco a poco logró compaginar las tablas con los platós de televisión participando en seriales y tv-movies para posteriormente debutar en 1967 en la gran pantalla de la mano de Arthur Penn en la excelente Bonnie & Clyde con un papel secundario. Ese mismo año se produjo la primera colaboración entre Wilder y el realizador Mel Brooks con la no menos genial Los productores, una brillante parodia sobre los musicales de Broadway que se convirtió en un éxito e hizo ganar a Brooks un Oscar al Mejor Guión. Wilder, además, estuvo nominado a la estatuilla al Mejor Secundario.

young-frankenstein-wilder

Fue sin duda la década de los 70 una época importante en la carrera de Wilder: interpretó al carismático Willy Wonka en Un mundo de fantasía (1971), trabajó a las órdenes de Woody Allen en la magnífica Todo lo que usted siempre quiso saber sobre el sexo pero nunca se atrevió a preguntar (1972), debutó como director con El hermano más listo de Sherlock Holmes (1975) y continuó su unión profesional con Mel Brooks en cintas como Sillas de montar calientes (1974) y, sobre todo, El jovencito Frankenstein (1974), obra maestra absoluta, considerada una de las mejores comedias de todos los tiempos. Convertida en éxito absoluto de taquilla, con ella Wilder logró su segunda nominación al Oscar, esta vez en la categoría de Mejor Guión, junto a Brooks.

También en los 70 se produjo el encuentro entre Gene Wilder y el humorista Richard Pryor (aunque Pryor fue co-guionista de Sillas de montar calientes, pero es una larga historia) construyendo una pareja cómica muy popular que protagonizó cuatro películas: El expreso de Chicago (1976) de Arthur Hiller, Locos de remate (1980) de Sidney Poitier, No me chilles que no te veo (1989) también de Hiller, y finalmente No me mientas que te creo (1991) de Maurice Phillips. En paralelo, Wilder prosiguió con su carrera como realizador aportando clásicos como La mujer de rojo (1984) o Terrorífica luna de miel (1986).

Muy afectado por la muerte de su esposa, Gilda Radner, en 1989, Wilder poco a poco fue abandonando el mundo del cine trabajando con mayor asiduidad en la televisión: apareció en una versión catódica producida por la BBC de Alicia en el país de las maravillas (junto a Woopi Goldberg o Christopher Lloyd) y probó suerte en el terreno de las sitcom con un programa que por desgracia no llegó a funcionar titulada Something Wilder, en la que el actor daba vida a un marido de cincuenta años casado con una treintañera y padre de dos gemelos.

Ya al final de su carrera, realizó apariciones especiales en algunos episodios de la serie Will & Grace y escribió dos libros, por un lado sus memorias (Kiss me like a stranger, 2005) y por otro una novela ambientada en la Primera Guerra Mundial (My French whore, 2007).

deixa un comentari

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Posa-li estrelletes


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR