un lloc de cultura peculiar

VICENTE ARANDA (1926-2015), entre el thriller y el erotismo, una leyenda de nuestro cine.

VICENTE ARANDA (1926-2015), entre el thriller y el erotismo, una leyenda de nuestro cine.

Nacido en Barcelona en 1926, Vicente Aranda debutó en la dirección cinematográfica con Brillante porvenir (1965). Encuadrado dentro de la denominada “Escuela de Barcelona”, Aranda dirigió una de las cintas más representativas de dicho movimiento, Fata Morgana (1956), rompedor thriller futurista ambientado en Catalunya merecedor de cierto culto en determinados círculos y distribuido en EE.UU nada menos que por la legendaria TROMA.

Continúa su carrera con dos títulos imprescindibles del cine fantástico, Las crueles (1969) y, sobre todo, La novia ensangrentada (1972), excelente historia de vampiros protagonizada por Simón Andreu basada en el mito de Carmilla. Esta cinta de terror obtuvo tal éxito en las salas grindhouse en su momento, que incluso Tarantino le rindió un pequeño homenaje en Kill Bill (2003).

A mediados de los 70 cambia de registro incursionando en el drama erótico con Clara es el precio (1975), sobre una mujer que ejerce la pornografía; a ésta le siguen dos obras que lanzan al estrellato a Victoria Abril: Cambio de sexo (1976) y La muchacha de las bragas de oro (1979). Aranda no deja de rodar y agranda su filmografía con cintas tan reivindicables como el policiaco Fanny Pelopaja (1984), la biografía de Eleuterio Sánchez El lute, camina o revienta (1987) o la ya mítica Amantes (1991), sin duda uno de sus trabajos más conocidos.

Y aunque en su trayectoria podamos encontrar obras menos destacables como Intruso (1993), La pasión turca (1994), La mirada del otro (1998), Tirante el Blanco (2006) o Canciones de amor en Lolita´s Club (2007), nadie podrá negarle a Vicente Aranda el título de clásico de nuestro cine, al haber realizado obras tan importantes y conseguidas como las anteriormente mencionadas, o como Juana la Loca (2001), que colocó en el mapa a Pilar López de Ayala, o la excelente Tiempo de silencio (1986), adaptación de la novela de Luis Martín Santos, que alberga una brillante interpretación de Francisco Rabal.

Tras su fallecimiento el 26 de mayo a los 88 años, ahora nos toca disfrutar de parte de su filmografía y de la película documental Vicente Aranda: 50 años de cine (2013) dirigida por los hermanos Prada, sobre la carrera cinematográfica del cineasta contada en primera persona, que ha recibido excelentes críticas en los festivales en que se ha proyectado (Gijón, Sitges…).

deixa un comentari

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Posa-li estrelletes


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR