un lloc de cultura peculiar

Trollhunters

Trollhunters

autor

El universo de Guillermo del Toro es absolutamente maravilloso. En su cabeza bullen cientos de personajes y universos que nutren un sinfín de tramas e historias aún por contar. Su visión del mundo y sus alternativas están repletas de monstruos buenos y malos, de faunos y hombres pálidos, de princesas Nuala y príncipes Nuada, abrazados por unos ojos que brillan como los del niño que (esperemos) nunca dejará de ser. Hasta ahora, sus trabajos (casi) siempre se habían dirigido a un público más o menos adulto, pero eso, desde el 2016, ha cambiado. Desde el pasado año, los más pequeños pueden entrar en el mundo del director de El laberinto del fauno, Hellboy o El espinazo del Diablo y Cronos, por remontarnos a sus orígenes. Y lo pueden hacer a través de la televisión con Trollhunters (Cazadores de trolls), una serie de animación original de Netflix, que acaba de ser renovada por una segunda temporada, y que es una de esas gozadas para niños que los adultos consumen con devoción y los recuerdos de los días en los que Los Goonies, el Laberinto o el Cristal Oscuro poblaban nuestros juegos y sueños de aventuras.

La serie cuenta la historia de Jim Lake, un chaval buen estudiante que cuida de su madre tras la desaparición de su padre y sufre el acoso del matón del instituto, que es seleccionado por un amuleto para ser el próximo cazador de trolls. Todo ello supone la responsabilidad de, además de lidiar con su vida adolescente, no dejar que los gum-gum (trolls malísimos) invadan el mundo de los humanos y lo transformen todo en oscuridad y devastación. A partir de aquí, se abre un universo paralelo en el que los amuletos, los trolls, goblins y duendes aparecen para que la magia de volver a sentirse como un niño deje a los adultos pegados a la pantalla y consiga que los niños se emocionen y descubran a un maestro que domina a la perfección el uso de su imaginación y al que podrán seguir durante muchos años. Pero no sólo de aventuras en mundos subterráneos vive la serie. La complicada relación de Jim con sus compañeros de clase, los encuentros y desencuentros con sus profesores, el día a día con su madre y su mejor amigo, y, sobre todo, sus dudas como humano y cazador, colorean la historia y (de)muestran que se puede contar mucho entre unas líneas que funcionan perfectamente como líneas argumentales paralelas. Los espectadores más jóvenes entienden lo que le sucede a los personajes más allá de sus aventuras porque pueden verse reflejados en las situaciones, y los adultos disfrutan de un análisis más profundo que la mera estandarización de muchas películas y series actuales.

Volver a ser un niño en el cuerpo de un adulto y compartir con los que todavía no han crecido los 26 capítulos de una serie como Cazadores de trolls implica algo más que sentarse en el sofá y dejar que ellos vean un canal de dibujos animados en televisión. Implica disfrutar con ellos. Y eso, calidades a parte, ya es mucho más de lo que ofrecen la gran mayoría.

Creación: Guillermo del Toro. Tipo: animación. Capítulos: 26, 1 temporada.

deixa un comentari

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Posa-li estrelletes


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR