un lloc de cultura peculiar

María (y los demás)

María (y los demás)

autor

Las óperas primas son siempre fascinantes. Descubrir la forma, el fondo, la voz, la luz y las sombras del estilo y las características de la obra de alguien que decide dar a conocer lo que quiere y (a veces) sabe hacer, tiene un punto de emoción que no tienen los trabajos de directores con una larga lista de éxitos o fracasos. Cada plano, secuencia y diálogo, calan un poco más y se analizan un poco más de lo que se haría (y se perdonaría) a los veteranos. Por eso encontrarse con películas como María (y los demás) resulta estimulante, refrescante y un soplo de aire fresco que le deja a uno con el rostro iluminado con una sonrisa. Y no porque sea sobresaliente, si no precisamente porque no lo es. Lo que le sucede a la María del título y sus circunstancias en un momento muy concreto de su vida muy normal, en la que pasan cosas muy normales y se relaciona de forma muy normal con sus amigos y su familia, se convierte en un análisis mucho más profundo del que podía cocerse a simple vista. Por eso, desde ya, Nely Reguera (su directora y una de sus guionistas) se ha convertido en un nombre a tener en cuenta para próximos trabajos. Porque no es sencillo contar una historia tan corriente con tanto texto entre líneas, tanto humor y tanta tristeza en sólo 96 minutos.

La historia de María como el pilar de su familia, sus miedos y sus alegrías desbordantes, es una historia aparentemente corriente, sin artificios, sin grandes dramas ni grandes explosiones. Y así es cómo hay que tomarla de entrada, como un pequeño (gran) documental que gira en torno a una (enorme) actriz en estado de fascinar a cualquiera que la vea en la pantalla. Porque más allá de la entrada es una construcción cargada de detalles y matices que convierten a María en alguien real, que acierta y se equivoca, que ama y odia con la misma facilidad, que sonríe y llora como lo hacemos todos. Y ahí es dónde uno cae rendido a los pies, ojos y sonrisa, de su actriz protagonista. El trabajo de Bárbara Lennie es una verdadera obra de orfebrería llena de diminutas miradas y grandes saltos de una emoción a otra que le valió el Premio Feroz y la nominación al Goya a la mejor actriz, y que obliga al espectador a enamorarse de ella en la primera secuencia. Por que, a pesar de que no sea perfecta, nadie lo es y, aunque Billy Wilder lo dijo en uno de sus mejores guiones, es fácil no creerlo y aceptarlo y amarlo más allá de la falsedad de un mundo que cabe en una pantalla de móvil. Por eso es genial.

María (y los demás) no es una película perfecta, pero sí una película para disfrutarla igual que disfrutamos de vivir. No todos los días ni todas las noches son mágicos, pero seguimos sonriendo y llorando ante cada acontecimiento, ¿no? Pues eso.

Directora: Nely Reguera. Guión: Nely Reguera, Valentina Viso, Eduard Solà, Roguer Sogues, Diego Ameixeiras. Intérpretes: Bárbara Lennie, José Ángel Egido, Pablo Derqui, Vito Sanz, Julián Villagrán, María Vázquez, Rocío León, Marina Skell, Alexandra Piñeiro, Miguel de Lira, Aixa Villagrán.

deixa un comentari

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Posa-li estrelletes


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR