un lloc de cultura peculiar

La forma del agua

La forma del agua

autor

Cuando a Guillermo del Toro le dieron el Globo de Oro al mejor director por La forma del agua, el conductor de la orquesta, siguiendo el protocolo, empezó a tocar mientras para que el realizador terminara su discurso de agradecimiento. Él, con total naturalidad, se dirigió al hombre de la batuta. “Me ha costado 25 años llegar hasta aquí. Deja que tenga mi momento de gloria”. Y tenía toda la razón del mundo. No porque su discurso fuera mejor ni peor, sino porque, si no llevara veinticinco años haciendo cine y más de medio siglo consumiendo todos los géneros, no hubiera sido capaz de dirigir, escribir y producir esta obra maestra. Porque esa es la definición del nuevo trabajo del director de El laberinto del fauno (por la que el espacio que teníamos guardado en nuestro corazoncito de cinéfagos se hizo mucho más grande), una obra de arte, un homenaje al cine clásico, una historia de amor, un cuento mágico, un grito en favor de los distintos, un thriller ambientado en la Guerra Fría, una apuesta por trabajo minucioso y los detalles que va más allá de la taquilla. Cierto es que puede, según algunas voces, recordar a Amélie en sus formas, pero es que la película de Jean Pierre Jeunet bebía de las mismas fuentes que del Toro, y éste va mucho más allá. Tan allá que resulta un tanto absurdo compararlas.

Eliza es una joven muda que trabaja de noche como limpiadora en un turbio centro de investigación en plena pugna por el poder entre los Estados Unidos y Rusia. Vive sobre un cine y tiene como vecino a un viejo pintor de anuncios homosexual, al que cuida y mima y con el que se pasa los días escuchando discos de jazz clásico y viendo musicales en una diminuta televisión. Cada día recorre el trayecto en autobús y, al llegar, escucha las historias de su compañera negra sobre su marido sin trabajo y postrado en un sillón viendo absurdos programas durante todo el día. Aguanta a un jefe de seguridad blanco y católico cuya única máxima es seguir el protocolo, las normas y evitar la blasfemia. Su vida podría ser un asco. Pero ella no lo ve así. Ella se siente bien en su pequeña parcela de seres diferentes a la Norteamérica blanca que no deja que la gente de color (¿no lo somos todos?) se siente en la barra de las cafeterías. Abraza la diferencia de todos los que le rodean y la convierte en un aparente conformismo más que suficiente para seguir adelante y ser feliz. La fuerza de un personaje como este podría ser sólo un punto de partida en cualquier superproducción, pero no para Guillermo del Toro. Su amor por lo distinto va más allá de un simple todos podemos conseguirlo, es su forma de vivir y de entender el mundo e, inevevitablemente, la base sobre la que se sustenta toda la película y lo que la convierte en lo que es. Con unos actores absolutamente brillantes y ninguna necesidad de esconder lo predecible de la trama, la forma más que el contenido, cada detalle y cada plano respiran magia, compasión, amor. Sally Hawkins, Doug Jones, Michael Shannon, Octavia Spencer y Richard Jenkins son las mejores elecciones que el director de reparto podría haber hecho. Cierto es esta es una de esas películas en la que el cómo es más importante que el qué, pero ¿no lo es en la mayoría de las películas? Las historias, en esencia, son casi siempre las mismas. Y una misma historia contada por un director u otro cambia radicalmente el resultado. El cómo de Guillermo del Toro la convierte en una obra de arte.

Un amor imposible entre dos seres distintos podría servir como definición de una lista interminable de películas, pero son precisamente esas películas las que nutren y de las que habla y sobre las que se construye La forma del agua, así que ¿por qué esconderlo? El amor no funciona si no se declara. Guillermo del Toro ha declarado todo su amor en esta película y nosotros caemos a sus pies.

Dirección, guión y producción: Guillermo del Toro. Interpretación: Sally Hawkins, Doug Jones, Michael Shannon, Octavia Spencer, Richard Jenkins.

deixa un comentari

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Posa-li estrelletes


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR