un lloc de cultura peculiar

Déjame salir

Déjame salir

autor

¿Le has dicho a tus padres que soy negro?, pregunta Chris a su novia Rose. No hace falta, no son racistas, contesta ella. Ya pero…, duda él. ¿No crees que si hubiera algún problema te lo habría dicho?, sentencia ella. Chris sabe por qué lo pregunta. Él es negro. Ella no. En Nueva York es relativamente fácil serlo e, incluso, permitirse el lujo de triunfar. En algunos pueblos, nada es tan fácil. A partir de esta simple premisa, el cómico Jordan Peele construye un pequeño gran homenaje a las películas de terror de finales de los años 70 y principios de los 80. Con recuerdos de La semilla del diablo del mejor Polanski, el Reanimator de Stuart Gordon y trazos de la brillante El vigilante nocturno de Ole Bornedal, una película que bien podría pasar desapercibida por lo relativamente retorcido (y sencillo) de su guión se convierte en un verdadero placer que encadena a la butaca y obliga a disfrutar, sonreír (e incluso reírse a carcajadas) y aterra al espectador.

Jordan Peele se desmarca así de su faceta de cómico que usa el color de su piel para hacer alegatos en contra del racismo y de la supuesta supremacía blanca, y construye una pequeña joya en la que no solo el argumento reafirma su pasión por el buen cine, sino que el montaje, la banda sonora, los planos y los giros argumentales, la convierten en una obra de las de guardar y revisar para encontrarle nuevos detalles cada año. La utilización solo de los efectos digitales que considera absolutamente necesarios en este tipo de producciones es incluso un acto de amor hacia el género: son casi ridículos, pero encajan a la perfección e intención con el resultado final.

Pero, además, la elección de actores poco conocidos, pero solventes, redondean el resultado. Daniel Kaluuya, el sufrido protagonista de la historia y a quien recordamos por su participación en la genial serie Black mirror, sabe jugar con los matices de un personaje que va más allá del joven que conoce a sus suegros por primera vez. Alison Williams (Marnie en la otra magnífica serie Girls) es perfectamente capaz de mostrar todo lo que supone ser la hija de la familia Armitage. Una familia en la que destaca su madre psiquiatra, interpretada de forma turbadora desde el minuto uno, la ya de por sí más que interesante Katherine Keener, y sus desconcertantes criados, Georgina (con una secuencia de las de redioses, qué placer descubrir a Betty Gabriel) y Walter (más que correcto Marcus Henderson).

Hacer una película como Déjame salir puede parecer sencillo, pero nada en sus 134 minutos de metraje es al azar. Cada pequeño detalle está estudiado para que el resultado vaya más allá de las modas y resista el paso del tiempo. Fresca, aterradora, divertida, crítica, política, cinéfila, actual, genial. ¿Qué más se puede pedir?

Dirección y guión: Jordan Peele Intérpretes: Daniel Kaluuya, Allison Williams, Catherine Keener, Bradley Whitford, Betty Gabriel, Caleb Landry Jones.

deixa un comentari

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Posa-li estrelletes


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR