un lloc de cultura peculiar

La espía roja

La espía roja

autor

Uno se pregunta en qué consiste la ficción cuando historias como esta son reales. Hay más películas en la vida que en el más fértil rincón de la fantasía. Otra cosa es que consigan trascender a la mera narración del increíble relato y se conviertan en buen cine, o que por el contrario se queden en una ilustración audiovisual correcta, aséptica y cinematográficamente poco relevante de cuanto ocurrió, como es el caso de La espía roja. Un título que se nos olvidará como cualquier telefilme de sábado tarde, a pesar de Judi Dench y de una más que competente y bella Sophie Cookson. Y es que a la cinta le falta fuerza y personalidad más allá de su rotundo y verídico argumento. Es impecable, sí, pero sosa y encorsetada como el té británico de las cinco. Un film sin atrevimiento ni riesgo, visualmente anodino, rutinario, e incluso mecánico en la alternancia temporal de la narración, que deviene de lo más previsible pese a guardarse un as en la manga que revitaliza la historia en los últimos compases, estimulantemente sorprendentes y emotivos. Lástima de apatía narrativa, pues podría haber sido uno de aquellos grandes films que nos regaló el cine de espías de los 70, la guerra fría, la pluma de Le Carré..; y en cambio se ha quedado en poco más que un sugerente pasatiempo bien confeccionado y de corte elegante, pero que no resalta del fondo de armario cinéfilo.

Y conste que la película no está exenta de buenos momentos, como el contenido y crudo momento de la confesión octogenaria de la abuelita roja en su jardín, que ya es parte de la reciente e inverosímil historia británica, o el retrato de las proyecciones universitarias del partido comunista, más parecidas a mítines clandestinos o a un club de fumadores stalinistas, que a una sesión de filmoteca. Me pregunto qué habría hecho con esta historia un cineasta de la viaja escuela. Sidney Lumet, por ejemplo.

Director: Trevor Nunn. Intérpretes: Sophie Cookson, Judi Dench, Tom Hughes, Stephen Campbell Moore.

Javier Matesanz

deixa un comentari

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Posa-li estrelletes


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR