un lloc de cultura peculiar

Entrevista a Joan Maura, director de “Nada”

Entrevista a Joan Maura, director de “Nada”

El próximo 1 de julio arranca en Palma una nueva edición del Atlàntida Film Fest, uno de los eventos más esperados por los espectadores mallorquines. Y un año más, el equipo del festival decide dedicar espacios importantes a los realizadores de Baleares, para que así puedan presentar sus obras al gran público. Así, el lunes 1 de julio a las 17h en Es Baluard, habrá una sesión de cortometrajes que incluirá algunas piezas dirigidas por cineastas locales. Entre ellos tenemos a Joan Maura, autor de “Nada”, con quien hemos contactado para que nos hable un poco sobre su obra. 

65305059_377737102945662_2445001070590558208_n

Terminaste tus estudios audiovisuales en el CESAG hace relativamente poco, y después de colaborar en algunos proyectos ajenos, te lanzas a dirigir tu primer cortometraje, “Nada”, en el que también has ejercido de guionista. ¿Cuánto tiempo llevas maquinando esta historia?

 

La historia de “Nada” la empecé a escribir hace más de dos años y estuve unos seis meses para poder cerrar el guion, aunque en el fondo era consciente de que habría algunos cambios por el camino o incluso durante el rodaje. Recuerdo que esos meses los pase tranquilo, con mis películas, algún que otro libro y compaginándolo con la universidad, una tarea muy complicada (al menos para mí) ya que hay veces en las que la pasión supera las famosas “responsabilidades” a las que estamos atados.

Captura de pantalla 2019-06-28 a las 12.10.47

Cuando terminé la escritura del guion, recuerdo mostrárselo a algunos amigos y familiares pero sobre todo a mi director de fotografía Miguel Mayans y a la productora del corto, Virginia Galán. Allí empezó todo el proceso de preproducción con el que estuvimos más de seis meses antes de iniciar el rodaje a finales de abril del año pasado, un rodaje nocturno e intenso que duró cinco días. Fue un proceso largo, la verdad, pero mi idea principal era hacerlo lo más profesional posible con los medios y conocimientos que teníamos, un ideal que todos los miembros del equipo compartíamos.

 

 

Por la sinopsis parece una mezcla entre drama y thriller, con toques románticos y de violencia. ¿Tú cómo lo definirías?

 

Bien es cierto que en el cine, o en la vida en general, se tiende demasiadas veces a etiquetar las cosas. Creo que los géneros que has nombrado son la sombra del cortometraje, pero en el fondo, en su cuerpo,  hay una historia que habla de la soledad que sentimos incluso cuando estamos rodeados de gente, las necesidad de huir cuando estamos ahogados o de lo autodestructivos que somos a veces cuando en realidad lo único que necesitamos es tomar una decisión honesta y seguir avanzando.

 

Ya has hablado de Mayans y de Galán, y si leemos la ficha técnica del corto encontramos a otros profesionales como Xisco Díaz al mando de los efectos especiales. Todos ellos proceden del CESAG, ¿era la idea formar un equipo compuesto por ex-compañeros de clase?

 

En la universidad, un sitio en el que observo más que escucho, vi como algunos alumnos destacaban muchísimo, no solo por los números que obtenían, sino por la pasión que compartían. De cursos superiores e inferiores. Con ellos me junté en varias ocasiones para trabajar en algunos proyectos universitarios, como el que hicimos relacionado con los Oscars u otros a nivel más amateur. Todos realizados con pasión y humildad. En ese instante, supe que algunas de esas personas formarían un gran equipo, una familia que uniría la profesionalidad, la concentración y las ganas para sacar proyectos adelante, factores que creo son vitales para esta industria.  Por ello, el equipo técnico de “Nada”, en su mayoría, está formado tanto por ex alumnos y alumnos del CESAG. Tanto la dirección de fotografía, montaje, producción y el resto de departamentos, estaban compuestos por personas talentosas, incansables y que confiaron en mí, la historia y su forma pero que son, ante todo, manos amigas.

 

El 1 de julio se estrenará en el Atlàntida Film Fest en una sesión especial de cortometrajes, proyectados en Es Baluard. ¿Con qué se encontrará el público que se acerque allí?

 

La sesión de cortos de Es Baluard es muy completa, las historias que se mostrarán son muy variadas. Tengo muchísimas ganas de ver las obras del resto de personas con las que comparto espacio. En el caso de “Nada”, es un cortometraje creado con la intención de mostrar una atmósfera reconocible pero que simultáneamente resulte inalcanzable para contar una historia humana a través de viajes nocturnos y solitarios en los que la violencia es la protagonista. El personaje principal representa a un sentimiento en concreto, no a alguien en especial. E incluso en ocasiones la audiencia no distinguirá entre aquello que es real o lo que forma parte de los sueños del protagonista. La historia de “Nada” discurre entre lo onírico, los lugares oscuros y algún atisbo de esperanza representado en un personaje.

 

¿Qué supone para ti estrenar en el Atlàntida? En el festival también veremos obras de Carla Simón, Agustí Villaronga o Ken Loach…

 

Para mi es una experiencia inolvidable y un verdadero honor poder estar en un catálogo completísimo en un festival del que, como mallorquines, deberíamos sentirnos mucho más orgullosos. Además, en mi caso, la emoción es casi doble, porque el Atlàntida es un festival en el que formé parte como voluntario durante más de tres ediciones ayudando en todo lo que me pedían, desde tareas de producción o de organización. Es un festival que da la oportunidad de ayudar a todo el que quiera. Para mí fue una ocasión ideal para conocer gente nueva. Además, no era nada difícil disfrutar de ayudar ya que todo el equipo del festival está formado por personas humildes que siempre reconocían el trabajo que hacíamos. Adoré esas experiencias y conocí a personas maravillosas que de nuevo compartían una misma pasión, el cine y la cultura. Algo muy reflejado en cada edición del festival y que este año se repite, además de contar con una serie de grandes personalidades de la industria, tanto a nivel cinematográfico como cultural.

 

Imagino que en estos momentos estarás trabajando en la distribución del corto. ¿Pero ya piensas en futuros proyectos?

 

Así es, hace relativamente poco hemos podido cerrar un acuerdo con una distribuidora para dibujar una especie de mapa aproximado para la distribución de “Nada”. Un camino que hemos iniciado aquí con el Atlàntida y esperamos que el recorrido por el resto de festivales también funcione. Respecto al futuro, la verdad es que tengo una historia a medio terminar pero no tengo ninguna prisa. He dejado muchas cosas por el camino tras la realización de mi primer cortometraje y quiero darme un respiro. Creo que hay veces en las que hacemos demasiadas cosas en poco tiempo y después miramos atrás y no sabemos porque las hemos hecho. Darle un significado a aquello que realizamos es algo que he aprendido durante todo este proceso y por eso no tengo ninguna prisa. Ahora mismo sé lo que haré, con quién podré contar y donde podré llevarlo a cabo. El momento preciso ya llegará y con la misma ilusión que con esta historia, estaré deseando poder mostrarla a todas las personas posibles porque al final, sin público, poco puede hacerse.

deixa un comentari

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Posa-li estrelletes


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR