un lloc de cultura peculiar

Entrevista a Carles Bover, director de Destrucció creativa d’una ciutat, que inaugura el Atlàntida Film Fest

Entrevista a Carles Bover, director de Destrucció creativa d’una ciutat, que inaugura el Atlàntida Film Fest

Carles Bover

Un año más llega a Mallorca el Atlàntida Film Fest, con una edición llena de títulos potentes, alternando estrenos mundiales con cintas que ya se han paseado por numerosos festivales. Siendo la fecha de inicio el 27 de julio, la película inaugural de la presente edición es Destrucció creativa d’una ciutat, la nueva propuesta de Carles Bover, cineasta mallorquín que hace unos años se alzó con el Goya al Mejor Corto Documental con su obra Gaza.

Charlamos con él para que nos cuente en qué consiste su nuevo filme, así como sus impresiones ante la llamada «nueva normalidad».

  • ¿En breve estrenarás, en el marco del Atlàntida Film Fest, tu documental «Destrucció creativa d´una ciutat». ¿Con qué se encontrará el espectador que decida verlo en el festival, ya sea en su modalidad presencial o en la plataforma Filmin?
    El espectador se va a encontrar con la historia de cuatro mujeres y la relación con los barrios que ellas habitan dibujando un retrato de la ciudad de Palma menos conocida, alejada de los focos y de los turistas. Un documental que nos habla de gentrificación, feminismo y lucha de clases y que no viene a aportar soluciones mágicas sobre estos conflictos, sino a generarnos más preguntas y repensar qué futuro queremos para el modelo de ciudad en el que vivimos.

DC1C_cartell_v1

  • Además, tu filme será el que inaugure el festival este año. ¿Qué supone este dato para ti? 
    Para mí es muy especial poder inaugurar el Atlàntida Film Fest este año por varias razones. Por una parte, creo que lo que tratamos de expresar con el documental encaja muy bien con la línea que define este festival, así como el hecho de que sea en Palma, una de las protagonistas de la película. Y, por otro lado, en relación al contexto en el que nos encontramos y tras el largo confinamiento que hemos vivido como sociedad, me resulta muy gratificante poder ser una de las primeras obras proyectadas al aire libre con la presencialidad de los espectadores que siempre es agradecida y que habíamos perdido meses atrás sólo con las pantallas por en medio.
  • Este es tu segundo largometraje como director, pero el primero que realizas en solitario, pues «Gas the arabs» se trataba de una co-realización junto a Julio Pérez del Campo, con quien también dirigiste el corto ganador del Goya «Gaza». ¿Qué tal afrontar por primera vez una película en solitario?
    Ha sido un reto absoluto ya que no sólo se trataba de mi primer largometraje en solitario, sino que se han juntado muchas «primeras veces» en este proyecto. Empezando por la producción, la cual también he asumido y gestionando toda la financiación, y siendo mi primera obra en coproducción con IB3 TV. Así como también el hecho de trabajar y dirigir un equipo (guionista, director de foto, sonidista, animación, etalonador, montadora…), cosa que en proyectos anteriores había realizado por mi propia cuenta de una forma más amateur, sin la responsabilidad de tener un grupo de profesionales a mi cargo.

FOTOGRAMA 2

  • En tus primeras películas hablabas de un conflicto de carácter internacional, el drama vivido en Palestina, y ahora tratas temas relacionados con tu propia ciudad, como es la gentrificación en Palma. Como director y guionista, ¿piensas seguir en esta línea, alternando historias locales con cuestiones más generales?
    Me parece una buena combinación la verdad. Nunca lo he planteado como una metodología de ir alternando historias de esta manera, creo que simplemente son temas que me interesan, con los que de una manera u otra me encuentro con ellos por el camino y decido abordarlos para aprender más sobre ellos. Quizás, más que historias locales, diría que tienen un carácter más personal por su cercanía o vínculo con ellas. Aunque también es cierto que, para embarcarme en un nuevo proyecto, siempre necesito que exista algún tipo de vínculo, con el tema que trato, que me permita dedicar entre tres y cinco años de mi vida sin que se me pase por la cabeza dejarlo de banda. Sobre todo, porque no se trata de un trabajo que me permita una estabilidad económica ni mucho menos y, al dedicarle mi tiempo libre, necesito realmente que me aporte algo a nivel personal para dedicarle tanto tiempo y esfuerzo.
  • Vivimos momentos complicados, debido a la crisis generada por el COVID-19. Desde tu punto de vista como realizador, ¿de qué manera crees que puede influir en la industria audiovisual?
    Tratar ahora de hacer predicciones sobre cómo va a influir en un sector tan complejo como la industria audiovisual me parece un poco atrevido. Pero si algo sé y hemos defendido desde la Asociación de Cineastes de las Islas Baleares (ACIB), es que este año perdido para la producción en general y muchos de los rodajes en particular, debe ser un estímulo para invertir este tiempo en el desarrollo de ideas y guiones que nos permitan afrontar un 2021 con proyectos solventes y bien trabajados. Por desgracia, la falta de financiación para esta fase de desarrollo hace que las obras que sacamos adelante en las Islas Baleares se lleven a producción sin haber dedicado el tiempo y los recursos necesarios previamente.
  • Muchas gracias Carles, si quieres añadir algo más…
    Simplemente daros las gracias por ofrecerme este espacio para hablar sobre mi nuevo proyecto documental ‘Destrucció creativa d’una ciutat’.

 

 

deixa un comentari

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Posa-li estrelletes


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR