un lloc de cultura peculiar

Bud Spencer (actor italiano 1929-2016), ahora ya puede comer judías

Bud Spencer (actor italiano 1929-2016), ahora ya puede comer judías

El pasado 27 de Junio fallecía en Roma el actor y deportista italiano Carlo Pedersoli, conocido en el mundo del cine como Bud Spencer; indiscutible ídolo de masas gracias a sus westerns y comedias de acción. Repasaremos su carrera a modo de homenaje.

Nacido en Nápoles en 1929, Pedersoli inició a los veinte años su trayectoria deportiva como nadador entrenando en un club de Lazio; practicante también de waterpolo, fue poseedor de diferentes récords y llegó a participar en tres Olimpiadas a lo largo de los años 50. En esa misma década fue cuando inició su profesión en el mundo del cine ejerciendo de extra gracias a su espectacular físico (llegó a aparecer en cintas como Quo Vadis -1951- o Adiós a las armas -1957-).

Coincidiendo con el éxito del western europeo, Pedersoli adoptó el nombre artístico de Bud Spencer (combinando dos de sus pasiones, el actor Spencer Tracy y la cerveza Budweiser), y comenzó a obtener papeles de mayor envergadura. De este modo llegaron películas como Ojo por ojo (1968), Un ejército de cinco hombres (1969) o Dios perdona…¡yo no! (1967), esta última junto a Terence Hill (nacido Mario Girotti). Hill y Spencer siguieron coincidiendo en diferentes filmes (La colina de las botas -1969-, por ejemplo), pero fue con Le llamaban Trinidad (1970) y su inmediata secuela, Le seguían llamando Trinidad (1971) -ambas escritas y dirigidas por Enzo Barboni-, cuando alcanzaron el estrellato. La cinta supuso una buena combinación de comedia y acción que funcionó a la perfección entre al público; los mamporros que Spencer propiciaba, así como los puñetazos de Hill, se convirtieron en clásicos inmediatos y los espectadores no hicieron más que pedir nuevas colaboraciones de los dos intérpretes: nacieron clásicos como Dos súper policías (1977),  Quien tiene un amigo tiene un tesoro (1981)…hasta llegar a Y en Noche buena…¡se armó el belén! (1994), cinta de corte familiar dirigida por el propio Terence Hill, que supuso el último filme en el que  trabajarían juntos.

Al margen de sus colaboraciones con Hill, pudimos ver a Spencer como protagonista absoluto en películas como Banana Joe (1982) o aquella saga en la que dio vida al Inspector Rizzo, sin olvidar títulos como También los ángeles comen judías (1973), junto a Giuliano Gemma, Como el perro y el gato (1983), con Tomas Milian o En el Oeste se puede hacer…amigo (1972), con Francisco Rabal. Imposible no mencionar que, aunque la comedia ocupase una gran parte de su filmografía, Spencer también se puso serio en varias ocasiones, caso del giallo de Dario Argento Cuatro moscas sobre terciopelo gris (1971), el drama político Turín negro (1972) de Carlo Lizzani, o el thriller hispano Al límite (1997), de Eduardo Campoy. También trabajó mucho en televisión, tanto en series como en tv-movies (poniéndose a las órdenes de grandes realizadores como Enzo G. Castellari o Ruggero Deodato), e incluso en spots publicitarios que recurrían a su popular imagen. Productor, guionista y hasta cantante, Carlo Pedersoli- Bud Spencer fue, sin duda, uno de los más queridos actores italianos de todos los tiempos.

deixa un comentari

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Posa-li estrelletes


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR